La hora de los valientes

El consejero de Cantabria y los de las demás autonomías saben lo que se podría ahorrar si el sistema de financiación de fármacos en España no fuese aquello que de Dña. Bernarda. Básicamente en España se financian fármacos que no perjudiquen. Es decir, todos los años se decide financiar fármacos de los que la gran mayoría, al ser evaluados por expertos,  se etiquetan de “no aporta nada nuevo sobre la terapéutica existente”. O sea, mal no hacen pero ya tenemos alternativas iguales y… desde luego más baratas. Que se me acaba la patente, pues un esteroisómero, que es lo mismo pero más caro, o invento la forma flash (nombre hortera donde lo haya para un fármaco) y venga a financiar tontunas de venta en farmacias.
Comprobado el fracaso de retorcerle la gónada al médico de familia y al pediatra (pero un par de vueltas menos porque su gasto es mucho menor) con el cachondo mensaje de  “esto lo financiamos, pero tú no lo recetes”, ha llegado el momento de plantear otra manera de financiar fármacos que se base en conceptos que me duelen las orejas de oír (eficacia, efectividad, eficiencia…) y que permitan que se jubilen los albañiles a los 65, que se asfalten las carreteras, que te quede una pensión digna, que se ayude a los ancianos que viven solos… que probablemente tenga mayor incidencia en la mobimortalidad de las personas que lo financian (todos los españoles). ¿Alguien ha pensado las ayudas que recibirían los cuidadores de enfermos de demencia con lo que se gasta en los “utilísimos” fármacos para esta patología?
Pero, amigo mío, esto quiere decir que hay que enfrentarse con empresas de un poderío que no imaginamos, al coro de demagogos que aparecería detrás y a otras muchas cosas. Aprovechando que están concernidos gobiernos autonómicos de todo signo político y que en esto sólo se toman decisiones cunado se está a un cuarto de hora de la quiebra pues… es la hora de los valientes a la fuerza… no hay que temer, se acercan las elecciones.

José Luis Quintana, médico de familia

About these ads

6 respuestas a La hora de los valientes

  1. José Luis Quintana dice:

    Tengo poca fe en que sirva de algo pero… hay que intentarlo. Un saludo

  2. Ana MAP dice:

    El problema es que la inquietud que nos mueve en atención primaria no la comparten en especializada, luchamos contra nosotros mismos.

  3. [...] es la primera vez que lo digo. El despelote de financiación de fármacos en nuestro país es bien conocido. [...]

  4. [...] un edificio de Gran Vía para a Agencia Laín Entralgo, ni invertir en desastres informáticos, ni financiar fármacos cada vez más caros sin ningún [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 986 seguidores

%d personas les gusta esto: