El buen camino

He leído el editorial de Atención Primaria ¿Debemos cambiar de actitud sobre la terapia hormonal en la mujer postmenopáusica? y he engordado algún kilo de satisfacción. Me parece un ejemplo de lo que los médicos de familia deberíamos significar: una especialidad en pie de igualdad con cualquier otra. Como norma general, aceptamos como referencia, algunos como dogma, lo que dicen los especialistas. Convertimos una opinión, no siempre adecuada, en la referencia. Luego hacemos protocolos, que es “como se adapta la primaria a mi opinión”. De hecho, la mayor parte de los protocolos especializada/primaria son una guía de la correcta derivación: Yo, que soy el especialista y en este trozo mi opinión es la verdad, te digo qué es lo que se deriva y cómo. Por supuesto, nunca viene lo que se devuelve y cómo. Por esto, los pacientes son devueltos en ocasiones con el tratamiento más hortera posible (formas flash, ocas, plus…) y el placebo más caro. Ellos son los que saben y lo devuelven cómo y cuando quieren. Por eso, he visto funcionar muy pocos protocolos en 20 años. Porque sólo tienen “obligaciones” para unos, habitualmente incumplidas, y los otros son los dueños de la verdad. Este editorial es el camino a seguir, hay que colocar la medicina de familia y nuestra autoestima en el lugar adecuado. Un artículo como ese, lleno de argumentación, de conocimiento y rebosante de sensatez nos acerca mucho más a la visión integral de los pacientes que todos esos golpes en el pecho con la letanía de “todo lo que le ocurre a mis pacientes me interesa mucho” que nos ha llevado a quedarnos con lo que no quiere nadie: toda la incapacidad temporal, todas las recetas (hasta las que no podemos prescribir), todos los justificantes absurdos… Mis felicitaciones al Grupo de la Mujer del PAPPS que ya me habían hecho disfrutar antes.

Dicho esto, me hubiera encantado enlazar directamente el artículo pero… es de pago (maldito parné). De todas formas y para ser justo con las cosas que funcionan: para los que trabajamos en Madrid, está disponible desde la Biblioteca Virtual Laín Entralgo. Después de un tiempo que estuvo mustia, la biblioteca ha recuperado vigor y dispone de muchos de recursos. Le dan a uno clave de acceso por correo electrónico en muy poco tiempo, a mí en 24 horas.

José Luis Quintana, médico de familia

3 respuestas a El buen camino

  1. José Luis dice:

    Está en nosotros creernos lo valioso de lo que hacemos

  2. enrique dice:

    También leí el otro día el editorial que referencias y pienso y siento lo mismo: esa es la línea.
    Tener grupos de trabajo potentes, solventes y creibles es fundamental para transmitir mensajes como este. También es, pues, necesario crear mecanismos para difundirlo, y que estos se adapten a los nuevos tiempos. Todo esto está a nuestro alcance, porque grupos de trabajo hay, capacidad de análisis hay, fundamentación científica y cultura de crítica hay, medios de difusión hay, etc. y de todo esto podemos incluso dar “lecciones” a nuestros compañeros “especialistas”. Sin embargo, a veces me pregunto ¿quién lee este tipo de cosas? ¿A quién de nosotros interesa? Puede que ese sea el reto ahora: conseguir una masa crítica que revuelva las entrañas del sistema. Si quisiéramos y nos pusiésemos de acuerdo, otro gallo cantaría!
    Un abrazo

  3. rafabravo dice:

    Discrepo, la biblioteca Lain Entralgo sigue siendo una caquita, otra cosa es que los que trabajan en ella le pongan esfuerzo, pero carece de recursos básicos y la forma de acceder a los recurso electrónicos es lenta y obsoleta.
    Saluditos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: