El secreto de sus ojos

Maravillosa película que trata de amor y miradas. Recomendable, muy recomendable.

En el fondo, la cara y particularmente la mirada nos define como individuos, es lo que nos hace más reconocibles y por eso se protege en fotos de niños, de la policía e incluso de supuestos delincuentes…

Bueno, pues ahora llenamos los periódicos de las fotos de los trasplantados de cara. No puedo explicar bien por qué me produce tanto rechazo la imagen, pero no me gusta.  Si además le acompaña un médico del equipo de trasplante más todavía. No sé lo que aporta a la información que aparezca la cara aún muy deformada del paciente, no me explico a qué o quién beneficia y me parece una exposición de lo más personal que tenemos, nuestra cara y nuestra mirada. Sinceramente creo que, además del impacto en los medios de comunicación, no se consigue otra cosa y pone al paciente en una situación que no me gusta nada.

A lo mejor me equivoco del todo, pero creo que esto debería evitarse

 Guardaré silencio sobre todo aquello que en mi profesión, o fuera de ella, oiga o vea en la vida de los hombres que no deban ser públicos, manteniendo estas cosas de manera que no se pueda hablar de ellas.

Juramento Hipocrático

José Luis Quintana, médico de familia.

12 respuestas a El secreto de sus ojos

  1. Anna dice:

    Justamente has expresado lo que pensé ayer viendo la noticia en televisión. Una pena…

    Besos!!

  2. Albert Planes dice:

    No te equivocas.
    Mi sentimiento fue tambien de rechazo.
    En todo caso sí sabemos a quién benficia la imagen…
    Un abrazo

    • José Luis Quintana dice:

      Gracias a Rafa y a ti. Por un momento pensé que eran prejuicios “pasados de moda”. Veo por la buena compañía que no.

  3. Asun dice:

    Yo tampoco pienso q sean prejuicios pasados de moda; yo lo llamaría pudor…
    Es amarillismo médico, si se me permite utilizar el termino. Obviamente, no beneficia al paciente q casi me atrevería a decir q sufre un cierto grado de manipulación sentimentaloide. Negocia al cirujano? al equipo de las 20 horas? Al servicio? Al hospital?
    No lo sé, pero causa pena y a mi me sale del alma decirles: “dejadlo un poquito en paz, no?

    Por cierto JL, para poder escribir y mandar este post has estado mucho tiempo sobre la piedra ¿no?
    Besos!!

  4. MJ dice:

    Pues sí, a mi también me repele y además me repele ver que hemos pasado a la confidencialidad de papeles ( o registros informáticos) y ya. No hay sabanillas para cubrir a los pacientes, la gente entra a las consultas sin llamar y hay hospitales donde la información de pacientes se da verbalmente en cualquier parte, especialmente en las salas de espera por parte de los profesionales, para amenizar las largas horas de estancia hasta que te toca el turno ( me toco vivirlo hace unos días!!)
    En fin , que vamos de despropósitos.

  5. Carmen Martínez dice:

    Muy bien expresado lo que creo que ha sido un sentimiento general de muchos que hemos visto estas imágenes.
    Desgraciadamente también creo que muchos sabemos a quien beneficia ..y a quien se manipula.Una pena !

  6. Josep M dice:

    Si el colegio de médicos de Barcelona no ha intervenido, o está en la inópia o es cómplice, Ambas posibilidades muy malas.

  7. […] y muy recomendable, como leí este verano en un post de JL Quintana, el poder del silencio, el arte de los ojos y del lenguaje de las […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: