En todas partes cuecen habas

Dice el refrán:
“En todas partes cuecen habas y en mi casa a calderadas”.

plato de habas

Pues bien, esto se puede aplicar a la Pediatría de Atención Primaria en España.

Vamos por partes, como diría Jack:

En todas partes cuecen habas…

En cualquier autonomía, ciudad o pueblo se echa de menos a los pediatras; somos un bien escaso, pero, lamentablemente, poco reconocido.
En mi twitter, @juanbravoa, suelo publicar algunas noticias relacionadas con esta situación: unos padres que se manifiestan por la falta de pediatras, un alcalde que presume de que ha conseguido uno para el centro de salud de su localidad, una Consejería de Sanidad que publica a los cuatro vientos que ha convocado no sé cuántas plazas de pediatría… Estas noticias la etiqueto con la hastag #etpch, como acrónimo de “En todas partes cuecen habas…” Lo único que pretendo con esto es llamar la atención acerca de un problema de escasez de pediatras o de mal reparto, bien sea de recursos humanos o de las tareas a las que nos dedicamos, y que es generalizado en todo el país, pero que se intenta arreglar con soluciones locales que, en el mejor de los casos, serán temporales y que, en otros, no deja de ser aquello de desvestir a un santo para vestir a otro.
La situación de la Pediatría del primer nivel asistencial es tan delicada que la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) no dudó en poner en marcha una campaña cuyo eje central fue el Manifiesto en defensa del pediatra de cabecera.

…y en mi casa a calderadas

La Comunidad de Madrid no es una excepción, más bien al contrario.
Recientemente, la junta directiva de la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria (AMPap) publicó un artículo sobre la situación de la Pediatría de Atención Primaria en Madrid, en el que comentaban estos problemas.
Lamentablemente, algunos colegas que trabajaban en la Comunidad de Madrid, han optado por trasladarse a comunidades autónomas vecinas porque les ofrecían condiciones de trabajo algo mejores.
En este momento, casi un centenar de pediatras que aprobaron el concurso-oposición de la oferta pública de empleo (OPE) de 2007 están a punto de elegir plaza, lo que debería ser motivo de alegría, pero que no lo es tanto, porque la mayoría de ellos ya ocupa una de esas plazas como interino y porque, según se comenta en los mentideros de la corte, están descontentos con las plazas que han salido a concurso.

Lo dicho: “En todas partes cuecen habas y en mi casa a calderadas”.

La verdad es que el refranero está lleno de sentencias certeras, como la que dice: “Hombre refranero, hombre de poco dinero”  y yo sé por quién lo digo🙂

Juan Bravo Acuña, pediatra de cabecera, CS El Greco


		

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: