A golpe de sentencia

Recuerdo que, cuando era residente del centro de salud de Pozuelo de Alarcón (entonces sólo había uno, el de la calle Emisora), presencié interesantes debates sobre quién podía ser coordinador del centro. En ese entonces, había quien mantenía que el celador, si era el mejor preparado, podía dirigir el equipo de atención primaria. Veinticinco años después continúa el “tira y afloja”. Tiene que ser el Tribunal Superior de Justicia de Madrid el que aclare el asunto: el director del centro ha de ser médico.

La figura del director, en la Comunidad de Madrid, se encamina así al análogo del jefe de servicio hospitalario, en mi humilde opinión, lo mejor de lo que, rimbombantemente, se dio en llamar “el nuevo modelo de atención primaria”.

Bienvenida sea pues la clarificación, aunque parece más razonable que viniese del impulso político que del judicial.

José Luis Quintana, médico de familia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: