La grúa… antecedentes y juramentos

Hay cosas que solo se entienden cuando uno conoce los antecedentes. Somos hijos de lo que hemos sido, pero eso tampoco justifica que las cosas deban seguir igual.

Ayer, no es la primera vez, cuando un compañero salió de un aviso domiciliario, la grúa se había llevado su coche. Lo había aparcado en un “carga y descarga”, no había más huecos. Trabajamos en un barrio de calles estrechas y entre los muchos vehículos, bolardos, salidas de garaje y demás circunstancias es muy complicado aparcar. El ayuntamiento nos ha facilitado un permiso para utilizar en determinadas zonas, su resultado es el observado ayer… muy poco. Valió, eso sí, para que, tras ir al depósito de la grúa, no le cobraran nada a mi compañero. Algo es algo… Somos “buena gente”, fuimos a buscarle y llevarle al depósito de vehículos. Me imagino esto, a las nueve menos cuarto de la noche… todo juramentos.

En una ocasión aparqué en un lugar prohibido para hacer un aviso. Vi que se acercaba un policía municipal y le expliqué el caso… “No me diga que vienen en su coche particular a hacer los avisos”. “Si señor, así es y ha sido siempre”.

Los avisos pueden plantear dificultades operativas: sanitarios sin carné de conducir, con carné pero sin vehículo propio, incluso conocí a un compañero en silla de ruedas al que le era imposible hacer sus avisos. Hay centros de población dispersa, con zonas que no permiten desplazamiento andando… todo eso duerme en un cajón fiado a la buen voluntad de los trabajadores. En general, empleamos mucho más tiempo en llegar y dejar el coche que en atender al paciente. No empleo el verbo aparcar porque es más apropiado dejar para lo que solemos tener que hacer.

Algún día habrá que darle a esto una vueltecita porque, no se me ocurre pedir ahora que todos los centros de salud tengan 2 ó 3 vehículos y algún conductor, pero, como está, tampoco parece lo razonable. Un acuerdo para toda la comunidad, un distintivo único que nos permita “aparcar mal” y de obligado respeto (no vale la excusa de “la picaresca”, al que le pillen abusando… al juez), que se compense el uso de vehículo propio, etc. Contemplar la posibilidad de un aviso lejano a un sanitario sin vehículo ¿en el coche de la policía local?. No sé…

Dicho esto, el 112 tiene vehículos propios, el ESAD (equipo de soporte de atención domiciliaria) tiene vehículo propio y los geriatras que se desplazan a domicilio también lo tienen… no digo más.

José Luis Quintana, médico de familia.

Anuncios

4 Responses to La grúa… antecedentes y juramentos

  1. amparo dice:

    lo mas fuerte es tener que pagar la hora del estacionamiento despues de estar otra dando vueltas buscando un lugar donde aparcar ,con tu coche, tu gasolina y tu paciencia………….

    • araella dice:

      En una zona de Asturias que conozco bien, con una importante dispersión geográfica y un sentido muy medido por parte de la población del uso adecuado de los recursos…cuando el médico o la enfermera realizan visita a domicilio llaman a un taxi. Supongo que además de facilitar el trabajo a los profesionales sanitarios se fomenta el empleo.

  2. luis garcia dice:

    Añade a< la lista de coches oficiales los que emplean nuestros "Gestores y Responsables de Centros". Ellos circulan convenientemente identificados, y no emplean recursos propios para desplazarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: