Trabajo, profesión y sensibilidad

Ser médico no es un trabajo, es una profesión. No es una forma de conseguir dinero, es una forma de entender el ser humano. Nuestro compromiso, mucho antes que con los gobernantes o con los responsables circunstanciales del sistema, es con la sociedad. Tal vez por eso, hasta ahora, la sociedad nos respeta y nos valora. Tenemos que tener suficiente sensibilidad para no perder el horizonte en tiempos indiscutiblemente dificiles.

Se ha hecho una tremenda reforma, que atenta contra las bases de nuestro sistema nacional de salud y que discrimina a las personas por motivos moralmente inaceptables. Nuestra reacción como colectivo ha sido, salvo honrosas excepciones, bastante tibia. Hay que comprender las dificultades, pero sin olvidar en qué consiste nuestra profesión.

Hoy, es el tercer aniversario de la muerte de Antonio Vega, hablando de sensibilidad.

José Luis Quintana, médico de familia.

9 respuestas a Trabajo, profesión y sensibilidad

  1. Estimado Jose Luis, empleas los pronombres y adjetivos posesivos de forma inadecuada. No discutiré si ser médico es, para tí, una profesión. Al menos, en lo que a mí se refiere lo de médico es un trabajo (que me gusta y por el que cobro, cada vez menos). La palabra profesión tiene unas acepciones (la 1 y 2 del diccionario de la RAE) con las que usuarios y empresas públicas nos zarandean.
    profesión:(Del lat. professĭo, -ōnis).

    1. f. Acción y efecto de profesar.

    2. f. Ceremonia eclesiástica en que alguien profesa en una orden religiosa.

    3. f. Empleo, facultad u oficio que alguien ejerce y por el que percibe una retribución.

    Y nuestro compromiso, mucho antes que con la sociedad, es con la propia familia, de la que nadie se acuerda cuando te aumentan la jornada laboral y disminuyen tus ingresos.

    Quizá, si nos sintiésemos lo que somos (para nuestra familias, para la sociedad y para los gobernantes): TRABAJADORES… otro gallo nos cantaría. Pero no, muchos compañeros se siente que profesan una religión y pertenecen a una hermandad: “La hermandad de la bata santa”.

    Y que conste que siento el mayor de los respetos por todos los profesionales médicos, pero vuestro “coraje” me da coraje, porque, bienintencionadamente, nos puteais (perdona la expresión) a todos los trabajadores médicos.

    • José Luis Quintana dice:

      Hola Rafa… aunque no te lo creas… te leo de vez en cuando… la culpa es de Merino😉 y me divierte la ironía.
      En efecto, como dices, somos trabajadores y… no parece que por ahí nos vaya bien. No se en qué punto perdimos el oremus y hemos pasado a ser un puesto más de la cadena de montaje. Por eso te tratan como si pusieses las chapas a la Mahou. Que hay muchas botellas… se aumenta la velocidad a la que se pone la chapa y listo. Hemos perdido el control sobre nuestro trabajo por habernos dejado ningunear por gente de toda especie. A cambio de eso se puede ser un médico inútil del todo y no ser ni mínimamente reprendido. O sea que por ahí… no creo que esté la solución… ponernos como si fuésemos “compañeros del metal” no sabemos, no queremos o yo que sé. Yo creo que si nos sintiésemos responsables del sistema y pusiésemos menos carita de pena nos iría mejor.
      Respecto a lo de la profesión me refería, indudablemente con claridad mejorable, a lo siguiente: uno cuando deja de trabajar, también es médico, es una forma de entender. Además un médico de primaria un poco más… está uno un poco más cerca del suelo.
      Y sobre todo y finalmente: es impresentable que nos suban las horas y nos bajen el sueldo (no te creas que no entiendo tus escoceduras) pero es vergonzoso quitarle el chocolate del loro a algunos loros solo porque no lo pueden defender.
      Se que lo sabes pero, te aseguro que no quiero putear a nadie que escribe cosas tan brillantes como las de tu blog. Pero no creo que sentirnos solo asalariado y meter el dedo en el ojo a un emigrante nos venga bien.

      • Disculpa si vuelvo a corregirte: tu concepto de profesión es uno de los dos primeros de la RAE, porque en el tercero una de las condiciones es cobrar. Si no cobras no eres “profesional”. Insisto en que al igual que los sentimientos conforman palabras, las palabras pueden conformar nuestros sentimientos y nuestras acciones. En cualquier caso y ya sin entrar en cuestiones semanticas sobre la palabra profesion, nuestra”vocación”, es otra palabreja que tiene a maltraer a nuestra familia, pues ha conformado en nosotros una forma de “no protestar”, que nos mina y deteriora cada vez mas. Cioran decía que “No son los males violentos los que nos marcan, sino los males sordos, los insistentes, los tolerables, aquellos que forman parte de nuestra rutina y nos minan tan meticulosamente como el Tiempo”. La vocación y la profesión, son sin duda, dos de esos males.

        Gracias Jose Luis. Es un gusto dialogar contigo.

      • José Luis Quintana dice:

        No necesitas convencerme de las ventajas de ganar dinero😉 de hecho uno no puede pagar en ningún sitio con “profesión”. Aborrezco de ese concepto de vocación que nos debilita, estoy del todo contigo en eso. Pero creo que hay que elegir… si somos trabajadores hasta el final, pero creo que muchos de nuestros problemas vienen de eso, de dejar que nos saquen de los lugares de decisión de convertirnos en asalariados y afuncionariados
        Nadie puede obligar a nadie a ver emigrantes sin papeles con la norma actual, pero no es de eso de lo que hablamos. Eso yo creo que tiene más que ver con el mundo que queremos que no se basa en ONGs… la caridad es un sucedáneo de la justicia.
        También para mi es una satisfacción dialogar contigo. Un saludo

      • Ah! y a mi nadie me va a impedir (salvo mi familia) que vea y trate inmigrantes sin papeles fuera de mi horario laboral como “profesional vocacional”, en casa o en una consulta de una ONG, pero ¿Quien soy yo para obligar a hacer lo mismo a un compañero “trabajador”? ¿Y quien soy yo para pedirle a una empresa publica que me pague por mi vocación? Estos sentimientos vocacionales o profesionales nos estan llevando a la ignición o a la migración. En cualquiera de los dos casos, al deterioro de eso que defienden los profesionales vocacionales: la atencion sanitaria publica, universal y de calidad. Tal vez una actitud mas parecida a los trabajadores del metal, haria que nos fuese mejor a nosotros, y por ende, a esos que decimos defender con un exito nulo, y a los hechos me remito. Para cuidar a los demas, primero hay que cuidarse a uno mismo, y eso no debe ser considerado egoismo, sino “ingenieria altruista”.

      • José Luis Quintana dice:

        Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid… en algunos sitios, ya somos trabajadores B.
        http://tontosantajusta.blogspot.com.es/2012/05/profesional-b.html?spref=tw

  2. ¿Os habéis fijado que en la declaración de la renta lo que cobramos no es en concepto de actividad profesional, sino de rendimiento de trabajo? Los profesionales, trabajan en casa o en una clínica privada y, si quieren, pueden no cobrar al necesitado, lo mismo que pueden cobrarle lo que quieran al abusuario que consulta 10 veces por tonterías.

    Todo lo que nos pasa “nos lo merecemos” por descafeinados, por ilusos, por optimistas, por eufemistas, por… creernos profesionales…

    Desde el mayor respeto.

    Ommmmmmmmmmmmmmmm…

  3. Juan Ripoll Font dice:

    Jose Luis: No se quien eres, ni donde trabajas, pero lo que si quiero decirte es que si hay gente que te respeta en tu trabajo, es porque eres persona, no por el trabajo que desempeñas, que desgraciadamente, ya hace muchos años que el respeto a la “profesión médica” la mandaron borrar, si no otro gallo nos cantaría.

    • José Luis Quintana dice:

      Hola Juan, soy médico de familia y trabajo en un Centro de Salud, en Getafe, Madrid. A lo mejor es que las canas puntúan, pero no percibo tanta falta de respeto, ni lo dicen las encuestas. Obviamente hay animales en todas, que son los que dejan huella, pero la mayor parte de la gente es “normal”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: