Más autovisado

El autovisado es, en sí mismo, una estupidez. Consiste en que un profesional firma una receta y después vuelve a firmar para dar fe de que lo primero es cierto y ajustado a norma. Esto, se lo explica uno a un médico de un país civilizado y corre el riesgo de que se haga daño del ataque de risa. Se puso en marcha, en su momento, para obviar algunas dificultades legales con algunos fármacos y con alguna otra prestación (pañales de incontinencia) mientras se le encontraba una solución legal, mientras se modificaba la norma. Como siempre pasa en esta país, se había hecho una chapuza, pero como el problema se resolvió… nadie ha vuelto a echar cuentas.

Cuando vi lo de las excepciones terapéuticas con los fármacos desfinanciados a partir de hoy (la mayoría son guarrerías de venta en farmacias, pero hay fármacos) me temí por donde iban a ir los tiros. Confirmado… más autovisados.

El ordenador lo hace solo y entonces, la estupidez se disimula.

No es el único caso… poco a poco se han ido colando en los nuevos anticoagulantes y en alguna otra cosa.

Si hemos sido capaces de resolver, de casi 17 formas distintas, la atención a emigrantes “sin papeles”, que tiene mucho mérito, a pesar de que algunos les pudiera dar risa si no fuese por la enorme gravedad del tema… ¿no seremos capaces un día… de dedicarle un rato a los cupones de descuento de las farmacias (comúnmente llamados recetas), para poner  un poco de sentido común? Seguro que hay descreídos que afirman que no. La verdad es que la historia les da la razón, pero no hay que perder la esperanza.

El visado, si existe, tendrá que ser de otra instancia y si no, debe ser suprimido para evitar el ridículo más completo.

Firmado:  José Luis Quintana

Autofirmado: José Luis Quintana

8 respuestas a Más autovisado

  1. Rafael Alonso dice:

    En los nuevos anticoagulantes no es autovisado, es visado puro y duro de Inspección, pero el informe lo puede hacer el médico de AP

  2. Rafael Alonso dice:

    El absurdo del autovisado es que nos autorizamos a nosotros mismos una prescripción.
    En el visado es la Inspección la que autoriza si la prescripción se ajusta a una indicación, y el informe lo emite quien precribe, que puede ser el médico de familia o el de nivel secundario. En el caso de los nuevos anticoagulantes es lógico que el médico de familia pueda hacerlo, ya que es el que mayoritariamente controla los “sintrones”.

  3. Rafa Bravo dice:

    ¿ conoces el “AUTOautovisado” o autovisado fantasma? es el autovisado que genera APedales Madrid cuando saca las recetas crónicas de medicamentos no financiados y que autovisa por su cuenta y riesgo el mismo programa

  4. leo dice:

    Os sigo desde hace tiempo porque vuestros problemas nos afectan a todos, y mucho. Enhorabuena por el blog.
    Lo que veo en vuestras quejas es como habéis perdido el control de la situación. Me voy a tratar de explicar.
    Hacer la prescripción de un medicamento, bien sea oral o por escrito es un acto de una gran responsabilidad. Que corresponde POR LEY al medico.
    En el caso vuestro, habéis consentido que las enfermeras lo hagan. Me diréis: Nooo, solo en tratamientos crónicos autorizados, pero mi padre va a la enfermera al Sintrom (ya hablaré otro día) y cuando le le hace las recetas le pregunta “¿no quiere algo más?”. Yo le he dicho que un día le diga: “cuarto y mitad, por favor”. Gracias a que lo hace la enfermera, no se revisan los tratamientos, “que quedan crónicos” y que se van sumando a lo largo de la vida del paciente, hasta que un evento, normalmente un ingreso hospitalario pone cierto orden.
    También consentís que el ordenador (o técnico, que no sabe nada DEL PACIENTE) lo haga.
    En resumen, no desprecies tanto el hacer “las recetas” y tomad el control por favor, que mejor nos iba y mejor nos irá.

    • José Luis Quintana dice:

      Leo muchas gracias por seguirnos y por tu comentario. Planteas muchas cosas que voy a intentar decirte como las veo
      – Prescribir es indicar un tratamiento farmacológico o no (el ejercicio también se prescribe, por ejemplo) a un paciente. Para no liarnos, cuando diga prescripción lo haré sinónimo de prescripción farmacológica. En España, la prescripción de fármacos por ley corresponde casi exclusivamente el médico. Para no perdernos en detalles, corresponde al médico. El problema es que en España, el acto de prescribir se ha igualado al de rellenar recetas, que en el fondo son facturas (este blog esta lleno de comentarios al respecto). Yo puedo prescribir en “receta blanca” anticonceptivos para un año, pero si es en las que tiene descuento debo hacer una receta por caja. Eso a las “recetas” les viene fatal porque ha desvinculado la prescripción de la cumplimetación de derectas
      – Si a un paciente hipertenso se le prescribe enalapril durante un año, me parece perfectamente posible que una enfermera le pueda entregar las recetas tras su toma de tensión, de comprobar que todo va bien y que no aparecen problemas. La enfermera debe ser perfectamente capaz de comprobar la adherencia y los problemas de tratamiento. Nadie debe tener que hacer ese trabajo de rellenar recetas ( lo ideal, en la situación actual, son los sistemas automatizados informáticos u electrónicos) pero si por alguna circunstancia no es posible su automatización, no veo problema en que la enfermera se las entregue y, aún más, teniendo en cuenta que la firma siempre es del médico. Me parece un servicio que una enfermera puede dar a algunos pacientes seleccionados, como a veces hacemos los médicos.. ¿Hay excesos? pues corriíjanse. Conozco fantásticas enfermeras que hacen una impagable labor en el “seguimiento del tratamiento”.
      – Que el desorden de medicación se corrige en los ingresos… pues si y no. El desorden de medicación se corrige con buenos profesionales, esté en una planta, en las consultas o en los centros de salud. Es trabajo de todos y algún ingreso corrige polifarmacia y algún alta te lleva 40 minutos de consulta del batiburrillo de medicamentos con el que sale. Es trabajo de buenos profesionales donde estén. Todo lo no indicado, esta contraindicado.
      – Sobre la informática, tengo que darte la razón. La informática debe estar al servicio de los pacientes y sus médicos y no como pasa cada vez más al servicio de cargos y técnicos que jamás han pasado consulta con un ordenador

      Me ha quedado largo, perdón por el rollo y gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: