Los datos y mi interpretación

Datos:

– En octubre de 2003 Esperanza Aguirre asume la presidencia de la Comunidad de Madrid.

– En su primera legislatura comienza, con Manuel Lamela como Consejero de Sanidad una frenética carrera por construir hospitales. Se construyen 8 en esta legislatura que se completarán con otros 4 en la siguiente. Muchos más de los prometidos en su programa electoral. Aún tiene que abrirse otro hospital más.

– Los nuevos hospitales, de tamaño mediano, son, o bien pertenecientes a empresas privadas,  o de nuevas formas de gestión (gestión privada de titularidad pública). La excepción es Puerta de Hierro, gran hospital que, simplemente, sustituye al viejo edificio de la Clínica Puerta de Hierro.

– En la segunda legislatura, el consejero Güemes, lanza la idea de “una nueva estructura” y con ella la libre elección de médico y el área única. La idea recibe una importante contestación por parte de los profesionales de atención primaria, pero sale adelante. A la par, comienzan los contactos con la iniciativa privada. La sanidad madrileña como oportunidad de negocio.

– En esta tercera legislatura, en el contexto de una gran crisis económica, se plantea el llamado plan de garantía de la sostenibildad del sistema sanitario público de la Comunidad de Madrid, se pretende privatizar 6 hospitales… los de nueva gestión, y reconvertir otros tres. Eso supone que el Hospital de la Princesa pasa a ser de alta especialización en patología de personas mayores y el Hospital Carlos III se convierte en hospital de estancia media. Además se externalizan todos los servicios no sanitarios. En atención primaria se plantea la concesión de la prestación de la asistencia sanitaria de Atención Primaria  de un 10% de los Centros de Salud, dando prioridad en su gestión a la participación de los profesionales sanitarios que quieran constituir sociedades.

Mi interpretación (buena parte de ella oída a otros compañeros):

Habrá quien crea que no existe conexión entre todos estos acontecimientos, que son producto del devenir de los tiempos, de la crisis y de otras tantas cosas. Respetable.

En mi opinión, asistimos a la colocación de la última pieza de un puzzle iniciado hace mucho tiempo. El área única y la libre elección de médico consigue que la población diana de los nuevos hospitales pase de unos cientos de miles de personas en el mejor de los casos a los 6 millones de madrileños… de momento. El tamaño y organización de los nuevos hospitales (menos Puerta de Hierro) los vuelve especialmente útiles para patología sanitaria poco compleja y rentable. ¿Qué se hace con la patología más compleja? se los lleva a un centro especializado en ellos, en ancianos o pacientes de difícil resolución (La Princesa y Carlos III). Esos hospitales se convierten así en el desagüe de los nuevos hospitales. Los hospitales públicos seguirán haciéndose cargo de lo complejo y costoso… por el momento. Así luego, se presentan las cuentas del Gran Capitán y se dice que las camas privadas son más baratas que las públicas. Es muy difícil saber que ofrece mejores resultados si la gestión pública o la privada. Los datos disponibles (la pregunta es compleja) afirman la superioridad de los resultados en salud de la publica sin costos distintos.

¿Y la primaria qué? pues la primaria lo mismo. Veremos si acaba por imponerse un modelo como el catalán pero express (llevan 17 años para 16 centros de salud gestionados  y aquí pretendemos más de 25 de golpe) o tipo Alzira. Se sabe que no se controla el hospital, sin controlar la puerta de entrada, la primaria. No se puede sostener que el modelo actual de atención primaria de Madrid está agotado. El nuevo modelo aún no está implantado, no tiene ni dos años de vigencia. Si así fuese, exigiría la reprobación de sus promotores y gestores. Simplemente, hace falta otra cosa para que todo cuadre.

En mi opinión, la crisis sólo ha acelerado el proceso, nada más. Esto estaba planeado hace mucho. No es en sentido estricto un problema de dinero, lo es de ideología, de una forma de entender la asistencia sanitaria.

Esta no es la única solución, ni es inevitable. Hay alternativas, seguro.

José Luis Quintana, médico de familia.

Anuncios

10 Responses to Los datos y mi interpretación

  1. jpja9598 dice:

    Efectivamente, José Luís: en Primaria, lo mismo. Los nuevos centros-sociedades autogestionados no querrán al pacientes ancianos, complejos, transplantados etc que serán “derivados” a los centros cercanos. Por cierto ¿Se mantendrán también los mismos criterios de zonificación para avisos, domiciliarios que no prodrán elejir, atención a detenidos, desplazados…? y un largo etctera que no ha sido aclarado.
    Me siento estafada, desilusionada y desmotivada.
    Saludos
    Paloma

    • Félix, enfemero de A.P. dice:

      La tríada de la privatización: desprestigio, destrucción y desmantelamiento. Sí señor, José Luís, la crónica de una estrategia de privatización anunciada. En el año 2008, en un congreso de la CEOE en un hotel de 5 estrellas de Madrid, el ínclito Gúemes presenta una ponencia que se titula “Oportunidad de negocio en la sanidad”. Todos los empresarios como locos: “¿Y con la A.P. también?”, le preguntan. Aquí tenéis el resultado final.

  2. vigidel dice:

    comparto tu análisis, totalmente certero.

  3. Berta dice:

    así es… crónicas de una privatización anunciada…
    un saludo,
    Berta

  4. Carmen Martínez González.Pediatra dice:

    ¿Tiene sentido cualquier huelga con esta trayectoria tan clara, tan orquestada, tan perversa, tan poco sensible a la población? Porque esto son lentejas, aunque se nos atraganten a todos antes de empezar.

    • José Luis Quintana dice:

      Pues… Carmen, será difícil, pero los únicos conflictos que se ganan son los que se plantean. No tenemos otra salida. Si no, será el silencio de los corderos.

  5. rafaguerrag dice:

    ¡Por supuesto que tiene solución! Somos muchos y estamos más unidos que nunca -bueno, de hecho es la primera vez que veo en mis 25 años de ejercicio una cosa así- y tenemos un objetivo claro: que la Sanidad Pública Madrileña continúe tal y como está actualmente. Es más barata y tiene una calidad infinitamente mejor que la privada. Nuestro actual modelo funciona perfectamente y es de los mejores y a la vez más baratos de la OCDE.
    Yo sí creo que la cuestión va más allá de las ideologías, a mí me da la sensación de que detrás de este intento -que espero no pase de ahí- hay unos intereses económicos inconfesables y muy suculentos. Quieren hacer de la Sanidad un negocio, y eso es imposible. La Sanidad nunca puede se negocio -la buena Sanidad- de hecho siempre será deficitaria. En Sanidad siempre hay que invertir y gastar. El beneficio es social y se recoge en forma de salud psicofísica de la población atendida.
    En fin, que me enrollo… Con la huelga indefinida del 26-N estoy convencido de que todo este disparate -para mí delictivo- se para. Y espero que acudamos a los tribunales para pedir las responsabilidades que sean pertinentes. Y, por supuesto, los incompetentes Lasquetty, Resinos, González… ¡que dimitan, ya!
    Un saludo y ánimo con NUESTRA huelga: somos más y mejores ¿o no?
    Rafael de la Guerra
    Doctor en Medicina
    SUMMA 112

  6. Con la escusa de ahorrar lo que van a hacer es vaciar los centros de Salud para poner a unas empresas privadas , que seguramente lo hagan bien pero bajo criterios económicos.
    No seria mas facil que en cada centro dejasen al responsable tomar las medidas de ahorro ( personal, costes, horarios) y no darsleos a la iniciativa privada. Hay muchos profesionales con esta capacidad de gestión solo que no les dan las herramientas. Parece que es mas fácil “vaciar” los centros.

  7. maite dice:

    Todos sabemos que todo es mejorable, en atencion primaria, en especializada, no somos ingenuos y nos damos cuenta de las deficiencias, pero los que llevamos en primaria casi 25 años sabemos como han ido mejorando las deficiencias del modelo con el que empezamos:con el esfuerzo y la participacion de todos , Comparto tu interpretacion esto es un proyecto que nada tiene que ver con la mejora de nuestra sanidad publica ni con los tiempos de crisis, si no vamos a la huelga ahora e intentamos que todo por lo que hemos trabajado no se pierda, sera demasiado tarde.
    Maite .
    medico de familia

  8. Julia López dice:

    Totalmente de acuerdo. Estos cambios son ideológicos. Han aprovechado la crisis para ejecutarlos y justificarlos. Serían el primer partido de ideología ultra liberal al que le gustan los servicios públicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: