Una gran escalada o más por menos

marzo 21, 2011

Si les digo que hay una empresa japonesa (mi más sincero apoyo a todos los que están sufriendo allí) que ha aumentado su actividad en un 447% en 9 años, es decir, a un 49% anual, ¿qué me dirían? Pues eso, que es algo increíble, pero que… son japoneses.

Pero no, señoras y señores, hay una empresa española que lo ha hecho y, para colmo de lo absurdo, es de “la Pública”, su servicio, como dicen los de rtve. Somos médicos y enfermeras del Servicio Madrileño de Salud y voy a decirles algo más: a coste cero, sin incremento de los salarios o de las horas de trabajo, que en la pública no se cobran a precio de controlador aéreo; peor aún, por la crisis, incluso hemos mejorado nuestra productividad a costa de bajarnos el sueldo :-(. Me estoy refiriendo al control del tratamiento de anticoagulación oral (TAO), vamos… “el Sintrom”, que se inició en nuestro centro en 2002. Miren el gráfico y lo comprenderán.
Gráfico de las visitas anuales por control de Sintrom

Visita anuales al centro de salud para el control del TAO

Ya he dicho en otras ocasiones que la información es poder, por eso no quieren que seamos dueños de nuestros propios datos, ni nuestros gestores, ni muchos de nuestros compañeros (que de todo hay en la viña del Señor). Pero nosotros todavía podemos sacar algo de lo que producimos (en información) para consumo propio. Tenemos la posibilidad de conocer qué episodios de la CIAP son los que generan más visitas y establecer un ranking: en 2002, la fibrilación auricular (FA), patología que genera muchas de las indicaciones del TAO, ocupaba el puesto 16 del ranking, con 428 visitas; en el año 2009 ocupó el 5º; y en el 2010 el 9º, con 2043, o sea, que las visitas por FA han aumentado 5 veces en ese periodo.

Solo puedo decir que ha sido gracias a todos los compañeros, médicos, enfermeras y personal administrativo, que trabajan sin reconocimiento para todos, para ustedes, para el público: somos “la Pública”, su Servicio de Salud.

José Antonio González-Posada Delgado, médico de familia

El día de la marmota

diciembre 5, 2010

[REMITIDO]

Escribo estos renglones para compartir con todos la experiencia “sobrenatural, casi extracorpórea” que estoy teniendo con la libre elección de pediatra. A saber:

El papá o mamá de un niño (llamémosle Pepito), acude al centro de salud para cambiar a su hijo de pediatra, haciendo uso del derecho que le otorga la nueva Ley de Libre Elección en AP, la/el administrativo de turno hace el trámite correspondiente. Como el profesional asignado (llamémosle Yo) supera con creces el cupo umbral establecido en dicho centro de salud para pediatría (en mi centro 1.471), informa al padre/madre de Pepito de que la asignación nueva tiene carácter provisional por ese motivo y que por lo tanto puede ser denegada por escrito en el plazo de 3 meses a partir de la fecha de hoy. Los padres de PEPITO se van satisfechos con la gestión y con la información recibida. El pediatra “Yo” rellena un impreso de “solicitud de denegación de nueva asignación”, por superar el cupo umbral, en el plazo de 3 días, que eleva a su Director/a de Centro, que a su vez rellena en el plazo establecido de 3 días y lo eleva a la Dirección Asistencial Noroeste, que a su vez lo eleva al Gerente Adjunto de Área Única de Asistencia Sanitaria de la Gerencia de Atención Primaria del SERMAS. Mientras tanto y durante un periodo indefinido de hasta 3 meses, el nuevo pediatra “Yo”, atiende con gentileza y profesionalidad a Pepito y a sus padres, hasta que un buen día, tras pedir cita por cita voz, una máquina les informa de que su pediatra ya no es el nuevo, sino el de antes, ¿será un error?, lo intentan por cita web y… !LO MISMO! Entonces caen en la cuenta de aquello que les dijo amablemente el/la administrativo: “Asignación provisional de 3 meses,…”, “… posibilidad de ser denegada…”, ¿Cómo puede ser?, no hemos recibido la notificación por escrito en casa… Claro, el correo que funciona muy mal.

Pero no pasa nada, el padre/madre de Pepito acuden de nuevo al centro de salud y sin ningún reparo solicitan de nuevo cambio de pediatra para Pepito con el pediatra “Yo”, la/el administrativo de turno hace el trámite correspondiente. Como el profesional asignado (llamémosle Yo) supera con creces el cupo umbral establecido en dicho centro de salud para pediatría (en mi centro 1.471), informa al padre/madre de Pepito de que la asignación nueva tiene carácter provisional por ese motivo y que, por lo tanto, puede ser denegada por escrito en el plazo de 3 meses a partir de la fecha de hoy. Los padres de PEPITO se van satisfechos con la gestión y con la información recibida. El pediatra “yo” rellena (de nuevo) un impreso de “solicitud de denegación de nueva asignación” por superar el cupo umbral, en el plazo de 3 días, que eleva a su Director/a de Centro, que a su vez rellena en el plazo establecido de 3 días y lo eleva a la Dirección Asistencial Noroeste, que a su vez lo eleva al Gerente Adjunto de Área Única de Asistencia Sanitaria de la Gerencia de Atención Primaria del SERMAS. Mientras tanto y durante un periodo indefinido de hasta 3 meses, el nuevo pediatra “Yo”, atiende con gentileza y profesionalidad a Pepito y a sus padres, hasta que un buen día, tras pedir cita por cita voz, una máquina les informa de que su pediatra ya no es el nuevo, sino el de antes y entonces volvemos a empezar…. (habréis notado que estos últimos renglones se repiten, y así hasta infinito).

Tal y como lo leéis, no existe, en Tarjeta Sanitaria, ninguna forma de bloquear una solicitud de cambio de médico que acabe de ser denegada, una o varias veces, por el Gerente Adjunto de Asistencia Sanitaria, como tampoco dispone de flashes administrativos (como OMI y AP Madrid), no hay manera de avisar al administrativo que esa solicitud ya ha sido denegada, y aunque así fuera, los padres son más listos aún y mantienen la nueva solicitud, en base a que el cupo actual del profesional puede haberse modificado respecto a la anterior vez que lo solicitaron (hace menos de 3 meses, efectivamente se ha modificado, pero incrementándose aún más). Según reza la notificación que se envía a los padres para informar de la denegación de la asignación: “Contra la presente Resolución, que no agota la vía administrativa, se podrá interponer recurso de alzada en el plazo de un mes a partir del día siguiente al de la notificación de la presente Resolución…”, pero deberían completarlo diciendo: “… o asignando de nuevo a su hijo con el profesional que le han denegado…” No sé si “agotará la vía administrativa”, pero a mí sí me agota.

Espero no haberos agotado a vosotros. ( Por cierto, ¿no os recuerda a aquella película en la que el protagonista siempre se despierta a la misma hora del mismo día y con la misma música en la radio del despertador, repitiéndose indefinidamente los acontecimientos? 🙂

(Esto que os cuento es verídico o, como se diría en el cine, “Basado en hechos reales”)

Un colega pediatra.


Algo se va moviendo: justificantes

agosto 24, 2010

Ya dedicamos un post a los justificantes y a cómo sacarlos de las consultas. Pues bien, la consejería ha adoptado una resolución en la que se explica qué se justifica y cómo. Concretamente para las consultas de primaria dice:

Cómo se ve dice que se consigne día y hora de la cita. Nada de horas de salida ni de si el paciente ha entrado o no en consulta. En otro lugar dice que se use el sello del centro (siempre que no sea una unidad monográfica que permita identificar la patología en cuyo caso se usa el del servicio madrileño de salud)  y… por lo tanto… FUERA LOS JUSTIFICANTES DE LAS CONSULTAS …. SIN EXCUSAS.

El documento entero en la webita del GAB (columna  de documentos básicos, abajo a la izquierda)

José Luis Quintana, médico de familia.


En mi centro se hace así (2): las mamografías del DEPRECAM

mayo 13, 2010

DEPRECAM: programa de detección precoz del cáncer de mama de la Comunidad de Madrid, nacido del acuerdo con la Asociación Española Contra el Cáncer. Las mamografías  se hacen en un autobús diseñado al efecto, el mamobús (hay que buscar al que lo bautizó y darle… una colleja). Una vez informadas con el sistema de codificación BIRADS (Breast Imaging Report and Database System), se notifica por carta a la paciente y al centro de salud, al que además se remiten las mamografías. El propio protocolo del DEPRECAM vuelve a citar a las pacientes que precisan nuevos estudios  de imagen o les da las citas en las unidades hospitalarias correspondientes.

En nuestro centro, la enfermería ha asumido la totalidad de las actividades preventivas de cada paciente, por lo tanto se sigue el circuito descrito en el gráfico y entre administrativos y enfermeros se “ventilan ” las mamografías.

Esto es un ejemplo de cómo todos, desde nuestros puestos, trabajamos por la salud de los pacientes.

José Luis Quintana, médico de familia.

P.D.: No es objetivo de esta entrada valorar la utilidad de la mamografía como método de cribado ni la organización del DEPRECAM; solo de la organización del trabajo en equipo. Tengamos la fiesta en paz 😉