Gusiluz

agosto 26, 2011

Gusiluz es un muñeco luminoso que irradia luz por la noche, para consuelo de los nenes miedosos.

Me vino de la memoria este juguete radiante cuando revisaba una tabla comparativa (PDF) incluida, en el informe de la directiva europea de protección radiológica nº 118 (PDF), que refleja las equivalencias entre pruebas radiológicas, tomando como unidad la cantidad de radiación recibida cuando nos hacen una radiografía de tórax y que supone 3 días de radiación natural de fondo en el Reino Unido. He entresacado de la tablita de marras algunos datos ilustrativos:

  •  Rx abdomen: 50 Rx de tórax (6 meses de radiación de fondo)
  •  Gammagrafía tiroidea: 50 Rx de tórax (6 meses)
  •  PET de cabeza: 250 Rx de tórax (2,3 años)
  •  Enema opaco: 350 Rx de tórax (3,2 años)
  •  TAC abdominal: 500 Rx de tórax (4,5 años)

Visto lo visto, a algunos de nuestros pacientes deberían hacerles una foto nocturna, a ver si sale algo como lo de aquí abajo :-/

Manolo Merino Moína, pediatra de cabecera.


No oyen o no escuchan

mayo 24, 2010

Que la disfunción eréctil puede ser un problema de salud es innegable, pero que se ha manipulado todo lo relacionado con ella desde la aparición del sildenafilo, es evidente. Es magnífico el artículo de PLos Medicine donde se describe como el laboratorio fabricante consigue redefinir el problema en un caso claro  de invención de enfermedades (¡que mal se traduce disease mongering!). Metieron en el mismo saco a los que tenían un problema serio con los que “habían tenido una mala tarde”-mediante el Massachusetts Male Aging Study- para concluir que el 52% de los varones americanos entre 40 y 70 años eran candidatos a tomar Viagra®. Hace bien poco, Infac, en una excelente revisión nos cuenta esto y además como una estrategia similar se quiere utilizar con las mujeres: una reunión de “expertos” (vade retro…) concluyó que el 42% de las mujeres entre 18 y 59 años padecen disfunción sexual. Se pueden preparar que viene flibanserin. En fin, como no va a estar mal la cosa con estos datos :-(.

Al hilo de esto, veo hoy en Diario Médico una referencia a una artículo publicado en Archives of Otolaryngology, Head & Neck Surgery:

La FDA ya lo apuntó hace años pero… lo primero que se me ha venido a la cabeza es que un varón pundonoroso,  empecinado en que aquello se levante es cierto que ni conoce ni, desde luego, escucha.

Así somos los hombres, los expertos y los laboratorios fabricantes de fármacos.

José Luis Quintana, médico de familia.