Nos toca bailar con “el” más FEA

mayo 31, 2009

Aunque suene algo raro, es así, a la pediatría de Madrid le toca bailar con el último proyecto de la Consejería de Sanidad, el Facultativo Especialista de Área en Pediatría (FEA) con funciones en Atención Primaria (AP) y Atención Hospitalaria, que intenta poner un parche a la escasez de pediatras en AP y en los hospitales de nueva creación, a costa de la nueva hornada de pediatras que acaba de terminar el MIR, que solo podrán optar a un contrato en el que se mezclan guardias en hospital con trabajo “forzado” en Atención Primaria.

Lo único que ha conseguido la propuesta es poner en pie de guerra a los nuevos especialistas, a los sindicatos, a las asociaciones científicas pediátricas y a los jefes de servicio de pediatría, ¡todo un logro!

Los nuevos especialistas

La consejería les ha preparado una encerrona, en la que su única salida laboral en la sanidad pública madrileña es el contrato de FEA. Está claro que si no aceptan la oferta tendrán que ir a trabajar a la  comunidades vecinas o a la sanidad privada, porque, por ejemplo, ¿qué interés puede tener un pediatra especializado en neonatología en trabajar en AP? Al parecer, nuestros políticos piensan que cualquiera sirve para trabajar en AP 😦

La situación es tan desesperante que ya se han organizado para protestar con un grupo de correo y un formulario de recogida de firmas.

La medida es injusta para los nuevos especialistas, pone en guardia a la próxima promoción porque ya sabrá que en Madrid no tendrá más que una salida laboral y, si nadie lo remedia, puede hacer que Pediatría pase de ser una de las especialidades más elegidas, a ser una de las últimas, al menos en Madrid.

Lo sindicatos

FEMYTS ya ha expresado su apoyo a los nuevos especialistas.

La sociedades científicas

La AMPap ha enviado una carta a la viceconsejera oponiéndose a esta situación y, junto con la SEPEAP y la Soc. de Ped. de Madrid y Castilla-La Mancha, ha suscrito un comunicado de prensa en el que expresan su postura. Mientras, la Comisión Nacional de la Especialidad y la Asociación Española de Pediatría (AEP), la casa madre de los pediatras, guardan silencio, quizás porque, como ésta última, estén ocupadas en otros menesteres como promocionar Danonino.

Los jefes de servicio de pediatría

La medida no agrada a los jefes de servicio por varias razones, les dificulta la contratación de los nuevos profesionales y les hace responsables de unas plazas de pediatría de AP de las que, por ahora, no se ocupaban. Además, la consejería hace extensivo este nuevo modelo a cualquier pediatra con contrato eventual que trabaje en los hospitales. Al parecer, los jefes de servicio se han reunido y tienen pendiente una cita con la viceconsejera para tratar el asunto. Por mi parte, les animo y les recuerdo algo que decía Jonathan Swift en “Los viajes de Gulliver”: “[…] quienquiera que pudiera hacer crecer dos espigas de grano o dos briznas de hierba en un trozo de terreno donde anteriormente sólo crecía una, merecería mejor trato de la especie humana y haría más servicio a su país que toda la casta de políticos juntos”.  Aunque deben andar con cuidado porque parece que ya han “decapitado” al jefe de servicio del Hospital del Tajo (Aranjuez).

En cuanto al papel de las gerencias de Atención Primaria, que no han dicho esta boca es mía, pues más de lo mismo: ver, oír y callar.

Juan Bravo Acuña, pediatra.