Medicamentos o médicos

Seguramente ha sido así desde hace mucho tiempo pero, desde la puesta en marcha de los circuitos de crónicos en OMI-AP, se aprecia un curioso asunto: hay un porcentaje de pacientes que recogen su medicación en el mostrador y parecen tomarla pero “pasan” de ir a la consulta del médico y la enfermera para sus correspondientes controles. De hecho, hay que “cerrar el grifo de las recetas” para obligar a que el paciente se cite.

Esto viene a poner sobre la mesa uno de los grandes errores de nuestro tiempo. La confianza está más depositada en los fármacos que en “los tratamientos de los médicos”. La mayor parte de los problemas manejados en la consulta del médico de familia tienen como tratamiento “modificaciones del estilo de vida” pero nuestra fe en la tecnología y nuestra incapacidad para entendernos como seres vivos hace que vayamos directos a las pastillas (los pacientes y nosotros). Nuestra seguridad en los antihipertensivos nos hace olvidar el índice de masa corporal, el ejercicio, el tabaco… y no digamos en la diabetes mellitus.  Sólo hay que repasar los ensayos clínicos para ver las muy modestas aportaciones de los fármacos que con frecuencia quedan muy por debajo de cuestiones como la reducción del peso o una vida activa. Pero claro, los beneficios económicos de los ARA II son innegables y los de la dieta saludable y el necesario ejercicio no.

Además este planteamiento infantiliza y desresponsabiliza a los pacientes al plantear el mal control de, por ejemplo, la diabetes como la falta de las pastillas adecuadas y no como el fracaso del tratamiento completo (todas las medidas, incluido los fármacos).

José Luis Quintana, médico de familia.

6 respuestas a Medicamentos o médicos

  1. drbonis dice:

    Este fenómeno también nos da pistas sobre lo que el paciente espera realmente de nosotros (médicos de familia). Se habla de la hiperfrecuentación inadecuada, pero parece que muchos pacientes lo único que buscan es el vale descuento, no buscan nuestra opinión profesional.

    El sistema burocrático les fuerza a visitarnos cada pocos meses, generando una necesidad de médicos ficticia.

  2. José Luis Quintana dice:

    Esta más claro que el agua que tienes razón en lo de que la administración fuerza un sistema absurdo de visitas repetitivas para todo, pero… además en algo nos estamos equivocando todos cuando entendemos muchas enfermedades como la falta de pastillas adecuadas.

    • No nos engañemos, José Luis, estamos inmersos en un sistema que favorece la medicalización. Que arrastra una “cultura” arraigada del “deme esto, páseme aquello, quiero lo otro… que para eso pago”. Que favorece los cambios de facultativo como quien cambia de móvil, dejando consternado al prescriptor racional o al que no se somete a delegaciones improcedentes: “Pues como no hace usted lo que yo quiero, hoy mismo me cambio de médico”.
      Por otro lado no hallamos el punto medio entre la actitud paternalista y el dejar hacer, la justa recomendación que obligue a cada sujeto a responsabilizarse de su propia salud. Pongámonos en el lugar de pacientes y veremos que no nos gusta que nos ordenen pero tampoco que nos ignoren. La buena práctica y los procesos educativos supone un largo aprendizaje y un largo desarrollo, en un medio favorable. Y, desgraciadamente, no es el caso.

  3. Juan Manuel dice:

    Tienes razón Dr. Bonis: lo que muchos pacientes quieren es el bono descuento y le hacen más caso en ocasiones a sus familiares, sus vecinos o a su farmaceútico (o a la manceba). A veces hay que hacer un gran esfuerzo para no dar el volante para el especialista según nos lo piden, sobre todo a partir de la 4ª hora de consulta y con más de media hora de retraso.

  4. Omid dice:

    Seria interesante un estudio que comprobara si estan peor controlados, estos pacientes que se “autocontrolan” o es una sensacion de ego medico que si no pasa por la consulta no estaran bien.

    Ademas quizas pueda ser un buen momento para investigar,otros medios de comunicacion con los pacientes permitiendo el “destete” de los pacientes de los centros de salud.

    • José Luis Quintana dice:

      Yo Omid, estoy por la labor de que los pacientes sean autónomos (para eso estamos los médicos, para que vivan la vida que libremente elijan vivir); a lo que me refiero es a la sobrestimación de los beneficios de los fármacos sobre el resto de medidas de tratamiento.
      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: