Recuperando el placer de ser pediatra

junio 19, 2011

Hace ya muchos años que inicié mi profesión de pediatra en la Comunidad de Madrid. El trabajo ha sido agradable, desde el punto de vista profesional y personal, hasta hace unos 6 o 7 años en que las cosas empezaron a cambiar paulatinamente, empeorando el ejercicio de nuestra bonita profesion.Pediatras emigrando

Este cambio fue mucho más marcado cuando cambié de la antigua Área 8 a la 3. En esta última, a mi juicio, el respeto por el profesional era muy escaso, haciendo el día a día cada vez más dificil. El trabajo a contrarreloj, con consultas masificadas, sin tiempo para otro tipo de actividad que no fuese la asistencial, y con horarios difíciles de compaginar con la vida personal, hizo que muchos compañeros se planteasen buscar otros lugares de trabajo donde las condiciones laborales fuesen más agradables. Así se inició la emigración de pediatras bien formados, vía MIR en su mayoría, a otras comunidades autónomas, siendo las más beneficiadas las provincias límitrofes con Madrid. Yo he sido una de esas pediatras y, aunque no llevo mucho tiempo en mi nuevo destino, en solo unos pocos meses puedo decir que estoy recuperando el placer por mi profesión. El poder realizar el trabajo con tiempo, con cupos de pacientes razonables, con personal de enfermería dedicado casi exclusivamente a la poblacion infantil, en horarios razonables para los pacientes y profesionales, con suplencia de las ausencias de los compañeros cuando es posible… en fin, medidas que facilitan el poder realizar el trabajo diario con gusto y dedicacion. Medidas que los profesionales sanitarios de Madrid llevamos reivindicando desde hace mucho tiempo sin éxito, de modo que las condiciones de trabajo de los pediatras madrileños, lejos de mejorar, cada día empeoran más.

La sensación que tengo tras este cambio de comunidad es que he dejado de ser una profesional que se dedicaba solo a “apagar fuegos”, para volver a ser PEDIATRA.

Begoña Rodríguez-Moldes Vázquez, pediatra, C. S. Alamín. Guadalajara.


En mi centro se hace así (5): el registro de docencia

julio 13, 2010

Como nuestro centro es docente, por aquí pasan muchos profesionales en formación: médicos de familia, pediatras, matronas, enfermeras, auxiliares de enfermería y algún que otro estudiante de medicina. El responsable de docencia es el encargado de organizar las sesiones docentes, lo que implica actualizar el calendario, mantener al día el registro, guardarlas,  mantenerlas a disposición de todos…

Hasta hace algún tiempo estas tareas eran algo tediosas, aunque las nuevas tecnologías y la Web 2.0 han venido a echar una mano facilitando las cosas:
–         El calendario de sesiones está disponible en Google Calendar
–         Las sesiones se registran a través de un formulario de Google Docs
–         Las presentaciones, habitualmente, se “suben” al Slideshare del centro, lo que se anuncia convenientemente en Twitter , para los que no han podido asistir, sobre todo para los residentes que están de guardia o “salientes”, y para los que acaban de terminar su residencia y aún no han roto el cordón umbilical que les une al centro
–         Las sesiones, una vez registradas, pueden ser consultadas a través de Google Docs en una tabla ya que incluye el enlace a la presentación en Slideshare

En la Red hay muchas algunas páginas interesantes de Unidades Docentes y de centros de salud dedicadas a la docencia, como por ejemplo: Docencia Rafalafena, pero no por eso quería dejar de contar cómo se hace en mi centro, por si es útil.

Juan Bravo Acuña, pediatra de cabecera


Pediatría de AP 2.0

febrero 7, 2010

Los pediatras de primaria españoles somos gente, por lo general, bien comunicada.

La mayoría estamos conectados a través de redes de listas de correo en Internet, creadas incluso por las asociaciones de cada comunidad autónoma, que vienen a ser algo así como lo que antes eran las tertulias de los casinos: lugares de comunicación entre pares, en este caso profesionales de la medicina, con similares intereses y problemas.

Seguro que esto, la relación entre iguales, es lo que ha hecho crecer a asociaciones como la AEPap, que cumple ahora 10 años. Todos (casi 3.000 afiliados actualmente) somos pediatras de primaria y… punto pelota. No hay relaciones jerárquicas entre nosotros. La importancia de cada uno depende exclusivamente del reconocimiento que los otros pares le otorguen, no de posiciones en estructuras de poder.

De verdad que da gusto estar dentro de este ambiente y una muestra ha sido el reciente 7º curso de esa la asociación pediátrica, celebrado en Madrid. Como es norma, no hubo stands, ni representantes de la industria, ni “pichigüilis“, solo profesionales interesados en aprender y comunicarse. Todo un ejemplo a seguir en estos tiempos.

El gipi , que no es ni mucho menos ajeno a este tinglado, tiene el gusto de ofrecer a quien le pueda interesar, la webita que se elaboró para los participantes en uno de los talleres impartidos en el curso, titulado “Pediatría 2.0 y van 3”, y que tuvo como docentes al afamado Rafa Bravo y a un servidor. La página incluye todos los contenidos del taller que allí se dio, buscando servir de empujoncito a los colegas para que se atrevan a adentrarse en el mundo de la web 2.0, caracterizado por  proponer la COMUNICACIÓN, el COMPARTIR  y  el TRABAJO EN GRUPO.

Manolo Merino Moína, pediatra de cabecera y olé.


¿Quién maneja mi barca?

julio 14, 2009

No sé, pero alguien no debe estar haciendo bien sus deberes cuando en la Atención Primaria madrileña se ha convocado huelga para hoy, 14 de julio, y para el próximo día 22, cuando algunos profesionales se han encerrado en el Colegio de Médicos de la capital (http://atencionprimaria2009.wordpress.com/) o cuando los pediatras andamos recogiendo más de 5.000 firmas en favor del Manifiesto en defensa del pediatra de cabecera http://twitter.com/ampap.

Juan Bravo Acuña, pediatra de cabecera


Los pediatras de atención primaria, en peligro de extinción

junio 10, 2009

manifiesto

Que la Atención Primaria (AP) no pasa por buenos momentos no es ningún secreto, pero quizás la situación actual sea particularmente grave para la pediatría, a la que debiéramos considerar una especie en peligro de extinción. Para defenderla, algunas sociedades pediátricas: la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria (AMPap) y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), respaldadas por la Asociación Española de Pediatría (AEP), han publicado un Manifiesto en defensa del pediatra de cabecera y han organizado una recogida de firmas en su apoyo. Si estás de acuerdo con el manifiesto, por favor, firma aquí y si conoces a alguien que pueda estarlo, no dudes en hacerle llegar esta información, los pediatras de AP te lo agradeceremos.

Juan Bravo Acuña, pediatra


INTERNETE y Atención Primaria: la realidad española

junio 7, 2009

Con la intención de saber el grado de accesibilidad a Internet desde las consultas de los pediatras de atención primaria de la sanidad pública española, el pasado mes de abril hicimos una encuesta online, utilizando como herramienta los formularios de Google Docs, entre los suscriptores de una lista de correo de pediatría de AP en español (PEDIAP) con cerca de 450 suscriptores, alojada bajo el paraguas materno-estatal de RedIRIS.
Se envió a la lista un mensaje breve que incluía el enlace para acceder al formulario y que se distribuyó por los buzones de correo-e de los suscriptores, como un mensaje más.
La ventana para responder al formulario se abrió durante 5 días laborables y las preguntas, todas con opciones de respuesta cerradas, menos la última, fueron:
1. ¿En cuál comunidad autónoma de España trabajas?
2. ¿En tu comunidad autónoma los pediatras de AP pública tienen acceso a Internet en su consulta?
3. En el caso de disponer de acceso, ¿cómo es éste?
4. Comentarios.
Se obtuvieron en ese tiempo 162 respuestas a las que se añadieron otras dos más de la España insular a través de comunicación directa.
Todas las CC. AA. (17) resultaron representadas y los resultados fueron los siguientes:

internet_AP_2009

LEYENDA
AZUL.- Acceso a Internet abierto desde las consultas de AP.
GRIS CLARO.- Restricciones suaves.
GRIS OSCURO.- Restricciones fuertes (dudas en La Rioja sobres si son suaves o fuertes).
NEGRO.- Ningún pediatra de AP “raso” tiene acceso a Internet desde la consulta.

Lógicamente es de suponer que estos resultados son extrapolables a la situación de los médicos de familia en la medicina pública de nuestro país.
¿Para qué necesitan Internet los médicos en Andalucía? Está claro que solo sirve para perder el tiempo. Pues entonces… que entren desde sus casas.

Un horror  😦

Quien tenga interés en ver la tabla de la encuesta con los comentarios enjundiosos de los pediatras que respondieron, pues que vuelva para atrás y pinche en el enlace “tabla de la encuesta” 🙂

Manolo Merino Moína, pediatra del seguro… servidor.


La PEDIATRÍA de AP al poder

junio 5, 2009

Pues resulta que hoy mismo ha cambiado el rumbo de la Asociación Española de Pediatría (AEP). Os recuerdo que, hasta ahora, esta sociedad, de corte presidencialista, era avalista multimedia de DODOT, Nenuco, antiparasitarios, Danoninos, aires con más ozono, etc.

Hoy la AEP ha cambiado de rumbo y ha sido Internet el causante en gran medida, aparte de los deméritos y desvaríos finales del hasta ayer presidente de esta sociedad científica.

Todo estaba arreglado (así seguro que lo entendía Alfonso Delgado, el presidente derrotado en las urnas): “con tener controlados a los jefes de servicio de pediatría de los hospitales llega, pues ya sabrán ellos cómo “fidelizar” los votos de sus subalternos, que para eso la tienen más larga (la pluma)”.

Pero mira por dónde que el presi no sabía que Internet permite la creación de redes y que la información discurre libremente y el pediatra informado, vota informado, y que en Primaria somos muchos… y, como consecuencia, ha perdido la votación en el congreso que ahora se celebra en Zaragoza. De esta forma, Alfonso Delgado, el del Danonino, desde hoy ya no es el presi de los pediatras españoles, y el que le sucede, Serafín Málaga, lo primero que va a hacer es promover la actualización de los estatutos y la participación de los socios, amén de reincorporar a la asociación de primaria a la sociedad general (los de la AEPap habíamos sido expulsados, por disidentes) y nos consta que también encabezará una renovación ética en el tema de las relaciones con la industria.

Estamos de enhorabuena los pediatras de cabecera y creo que también los niños.

Más información en A Delgado no!!

Manolo Merino Moína, pediatra.


Nos toca bailar con “el” más FEA

mayo 31, 2009

Aunque suene algo raro, es así, a la pediatría de Madrid le toca bailar con el último proyecto de la Consejería de Sanidad, el Facultativo Especialista de Área en Pediatría (FEA) con funciones en Atención Primaria (AP) y Atención Hospitalaria, que intenta poner un parche a la escasez de pediatras en AP y en los hospitales de nueva creación, a costa de la nueva hornada de pediatras que acaba de terminar el MIR, que solo podrán optar a un contrato en el que se mezclan guardias en hospital con trabajo “forzado” en Atención Primaria.

Lo único que ha conseguido la propuesta es poner en pie de guerra a los nuevos especialistas, a los sindicatos, a las asociaciones científicas pediátricas y a los jefes de servicio de pediatría, ¡todo un logro!

Los nuevos especialistas

La consejería les ha preparado una encerrona, en la que su única salida laboral en la sanidad pública madrileña es el contrato de FEA. Está claro que si no aceptan la oferta tendrán que ir a trabajar a la  comunidades vecinas o a la sanidad privada, porque, por ejemplo, ¿qué interés puede tener un pediatra especializado en neonatología en trabajar en AP? Al parecer, nuestros políticos piensan que cualquiera sirve para trabajar en AP 😦

La situación es tan desesperante que ya se han organizado para protestar con un grupo de correo y un formulario de recogida de firmas.

La medida es injusta para los nuevos especialistas, pone en guardia a la próxima promoción porque ya sabrá que en Madrid no tendrá más que una salida laboral y, si nadie lo remedia, puede hacer que Pediatría pase de ser una de las especialidades más elegidas, a ser una de las últimas, al menos en Madrid.

Lo sindicatos

FEMYTS ya ha expresado su apoyo a los nuevos especialistas.

La sociedades científicas

La AMPap ha enviado una carta a la viceconsejera oponiéndose a esta situación y, junto con la SEPEAP y la Soc. de Ped. de Madrid y Castilla-La Mancha, ha suscrito un comunicado de prensa en el que expresan su postura. Mientras, la Comisión Nacional de la Especialidad y la Asociación Española de Pediatría (AEP), la casa madre de los pediatras, guardan silencio, quizás porque, como ésta última, estén ocupadas en otros menesteres como promocionar Danonino.

Los jefes de servicio de pediatría

La medida no agrada a los jefes de servicio por varias razones, les dificulta la contratación de los nuevos profesionales y les hace responsables de unas plazas de pediatría de AP de las que, por ahora, no se ocupaban. Además, la consejería hace extensivo este nuevo modelo a cualquier pediatra con contrato eventual que trabaje en los hospitales. Al parecer, los jefes de servicio se han reunido y tienen pendiente una cita con la viceconsejera para tratar el asunto. Por mi parte, les animo y les recuerdo algo que decía Jonathan Swift en “Los viajes de Gulliver”: “[…] quienquiera que pudiera hacer crecer dos espigas de grano o dos briznas de hierba en un trozo de terreno donde anteriormente sólo crecía una, merecería mejor trato de la especie humana y haría más servicio a su país que toda la casta de políticos juntos”.  Aunque deben andar con cuidado porque parece que ya han “decapitado” al jefe de servicio del Hospital del Tajo (Aranjuez).

En cuanto al papel de las gerencias de Atención Primaria, que no han dicho esta boca es mía, pues más de lo mismo: ver, oír y callar.

Juan Bravo Acuña, pediatra.